20150204_132944

El VIP del Francisco Papa de Buquebus

El confort de los asientos y el catering de la primera clase en Francisco Papa de Buquebus - Foto María Gracia Inzaurraga
El confort de los asientos y el catering de la primera clase en Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

Llegar a José Ignacio desde Buenos Aires, desde que navega el Francisco Papa de Buquebus es mucho más rápido, fácil y confortable,  sobretodo si hay que viajar con el auto y toda la familia.

Tanto se ha hablado de este barco insignia de Buquebus, que apuesta al lujo y la ecología, que decidimos transmitir la experiencia de viajar en primera clase a los que hasta ahora no lo han hecho.

A primera vista impacta este nuevo catamarán de la línea, con una excelente combinación de tecnología, modernidad, rapidez e instalaciones confortables, con dimensiones apropiadas para que el pasajero circule cómodamente y se sienta como en su casa.

La amplitud y luminosidad del Francisco Papa de Buquebus - Foto María Gracia Inzaurraga
La amplitud y luminosidad del Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

Con dos plantas y una escalera central doble ancho con gran luminosidad, de escalones combinados con bronce que le dan un toque señorial, logra el fácil desplazamiento de los pasajeros que deben subir a primera clase o bajar al free shop.

Tanto en la planta alta como en la entrada del free shop se pueden encontrar islas donde se sirven tragos y productos exquisitos Talar, que acompaña el proyecto gastronómico de la empresa en todo momento.

La primera clase es un mundo aparte, con excelente atención y buen gusto. El staff del catering bien entrenado muestra gran disposición para servir como para resolver cualquier situación que se presente a bordo.

El staff del catering de primera clase en Francisco Papa de Buquebus - Foto María Gracia Inzaurraga
El staff del catering de primera clase en Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

Cuando uno ingresa, previa puesta de cinta en la muñeca al estilo VIP, las azafatas perfectamente vestidas con el uniforme de la línea nos salieron al paso con una gran sonrisa de bienvenida y una copa de champagne para agasajarnos desde el primer momento, chequeando luego, permanentemente, que al viajero no le falte nada, estando pendiente de los mas mínimos detalles.

El catering de primera clase en Francisco Papa de Buquebus - Foto María Gracia Inzaurraga
El catering de primera clase en Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

El catering que se ofrece es de primera, con platos calientes de carnes y pastas, variedad de entradas con frutos de mar, ensaladas, panadería fina, un sector de dulces con mini postres, petits fours, waffles con varias salsas, todo acompañado por una nutrida carta de vinos y licores.

A la hora de descansar no hubo mejor opción que reclinarnos para tomar algo, dormir, o simplemente leer tranquilamente alguna de la amplia gama de revistas de actualidad o diarios que las azafatas nos acercaron.

María Inzaurraga en los espectaculares asientos de primera en Francisco Papa de Buquebus
María Inzaurraga en los confortables asientos de primera en Francisco Papa de Buquebus

La sensación que transmiten sus asientos, con una especie de campana que aisla del ruido ambiente y transmite intimidad, hace que cuando este se extiende como una cama sintamos un gran confort y relax.

El Free Shop del Francisco Papa de Buquebus - Foto María Gracia Inzaurraga
El Free Shop del Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

El free shop es un capítulo aparte, con sus grandes dimensiones, mil metros cuadrados, la distribución de los productos repartidos perfectamente, facilitan el tránsito y la elección de la bebida, perfume o vestimenta que queramos, de las mejores marcas internacionales sin que parezca que estamos en un barco sino en una gran tienda americana o europea.

Un detalle importante que llamó nuestra atención a nivel de seguridad, es lo que la línea ha implementado en el cuidado de la higiene, con dispositivos en la entrada del buque que ayudan a colocar una bolsa de papel en cada calzado del viajero para no contaminar sus instalaciones y así brindar un lugar cien por ciento ecológico.

20150204_132930
La llegada a Buenos Aires por los ventanales del Francisco Papa de Buquebus – Foto María Gracia Inzaurraga

El viaje de poco más de dos horas se nos hizo corto; casi sin darme cuenta estaba viendo los edificios de Puerto Madero en los grandes ventanales de la proa del barco y uno pudo bajar rápidamente al centro de Buenos Aires, descansado y con esa placentera sensación de relax.

En definitiva nos subimos a este viaje con muchas expectativas del Francisco Papa y nos bajamos con todas ellas colmadas, por eso podemos decir que este barco de Buquebus es un modelo de la mejor tecnología y servicio naviero y le hace honor a la línea.

María Gracia Inzaurraga
María Gracia Inzaurraga

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS